REALIDAD DE LA POBLACIÓN ASALARIADA PRIVADA INFORMAL EN ANCASH

Durante el año 2020, la región Ancash alcanzó un total de 167 mil 762 asalariados privados, de los cuales el 70,3% representa a los trabajadores en situación de informalidad (117 mil 864 trabajadores).

El año pasado en  Ancash, en términos absolutos, los trabajadores asalariados privados con empleo informal son mayormente hombres (84 mil 810 trabajadores), con una tasa de empleo informal de 69,1%. En el caso de las mujeres, existieron 33 mil 054 asalariadas informales, cuya tasa de empleo informal alcanzó a 73,4%. A pesar que los asalariados privados informales está conformado mayoritariamente por hombres, la tasa de informalidad dentro de este segmento, según género es mayor en las mujeres, de esa forma podemos decir que aproximadamente 73 de cada 100 mujeres asalariadas privadas tienen un empleo informal; mientras que 69 de cada 100 varones tienen un empleo en la misma condición.

En los últimos 5 años, la tasa de informalidad de los trabajadores asalariados privados presentó una reducción de 3,7 p.p. pasando de 141 mil 621 trabajadores en el 2016 a 117 mil 864 en el 2020. La menor tasa de informalidad se registró en el año 2019 (67,2%), mientras que la mayor se alcanzó en el 2016 (74,0%). Cabe indicar que para el año 2020, la diferencia entre la tasa de informalidad respecto a la de formalidad se redujo a 40,6%, cifra menor en 7,4 p.p. a comparación de esta diferencia para el año 2016 (48,0%). Se puede observar también que, en el periodo analizado, la brecha entre los asalariados privados ha ido reduciéndose de manera paulatina hasta el año 2019. Sin embargo, para el año 2020, esta brecha revirtió su tendencia, debido principalmente a la pandemia del covid19 y a las medidas de confinamiento que implementó el gobierno para evitar su rápida propagación

Los ingresos promedios reales tanto de los trabajadores asalariados privados informales como de los formales han tenido un comportamiento oscilante para el periodo analizado. Es así que, en los últimos 5 años, el ingreso promedio real para los trabajadores asalariados privados informales presentó una disminución de S/ 137, registrando para este segmento del mercado laboral en el 2018 su mayor ingreso promedio mensual (S/ 905), mientras que en el año 2020 mostró su menor ingreso (S/ 746).

Respecto a los formales, para el mismo periodo, el ingreso promedio presentó una disminución de S/ 217, registrando en el 2016 su mayor ingreso (S/ 2 467) y mostrando menores niveles de ingreso para los años siguientes, alcanzando el 2020 un ingreso promedio de S/ 2 250. Mencionar también que para el presente año, la brecha de ingresos laborales percibidos entre formales e informales fue de S/ 1 504, cifra menor en S/ 80 a comparación de la brecha salarial del año 2016 (S/ 1 584).

La tasa de informalidad según el nivel educativo alcanzado para el año 2020 en nuestra región se va reduciendo conforme los asalariados privados alcancen un mayor grado de instrucción. Es así que, la población asalariada privada que presenta una mayor tasa de informalidad es la que está conformada por las personas que sólo han alcanzado el nivel primaria con 83,6% (26 064 trabajadores), mientras que la menor tasa la registra aquellos que han alcanzado estudios universitarios con el 46,5% (13 905 trabajadores). Sin embargo en valores absolutos son quienes han alcanzado el nivel secundario el mayor número de informales con 65 722 trabajadores (79,8%).

Los diferentes niveles educativos alcanzados por parte de los trabajadores en empleo formal el ingreso promedio mensual supera la Remuneración Mínima Vital (RMV). Situación muy diferente a la de los asalariados privados en situación de informalidad, en donde sólo aquellas personas que han alcanzado los estudios superiores universitarios tienen una remuneración ligeramente superior a la RMV, percibiendo el monto de S/ 1 000, mientras que aquellos que cuentan con secundaria, superior no universitaria y primaria registran sueldos de S/745, S/ 717 y S/ 625 soles respectivamente.

La informalidad dentro de la población asalariada privada se concentra en mayor proporción en empresas de pequeña envergadura; mientras que se va cediendo paso a la formalidad en las empresas de mayor tamaño. De acuerdo al tamaño de empresa, la mayor población asalariada privada con empleo informal para el año 2020, se concentró en las empresas que poseen de 1 a 10 trabajadores, donde alcanzó la suma de 90 mil 333 asalariados (76,6%). Asimismo, en las empresas de 11 a 100 trabajadores y aquellas con más de 101 trabajadores presentaron la menor cantidad con 19 mil 387 (16,4%) y 8 mil 144 (6,9%) trabajadores, respectivamente. En contraste a las cifras antes mencionadas, se puede observar que la mayor cantidad de los asalariados privados formales se concentran en unidades productivas de mayor tamaño, alcanzando porcentajes de 47,2% (23 mil 539 trabajadores) y 41,3% (20 mil 626 trabajadores) para empresas que poseen de 11 a 100 trabajadores y de 101 a más trabajadores respectivamente.

Según el grupo de edad, en el año 2020, el mayor número de asalariados en empleo informal lo conforman los adultos entre las edades de 30 a 59 años alcanzando la cifra de 63 389 trabajadores (53,8%), le siguen los jóvenes entre las edades de 14 a 29 años con 49 714 trabajadores (42,2%) y en menor cantidad los adultos mayores con 4 761 trabajadores (4,0%). En lo que respecta a los formales, los adultos entre las edades de 30 a 59 años constituyen la mayor parte con 37 178 trabajadores (67,6%), seguido por los jóvenes de 14 a 29 años con 13 543 (27,1%) y en menor medida por los adultos mayores de 60 años con 2 637 (5,3%). Se puede concluir entonces que, tanto para los asalariados privados en condición de informalidad como de formalidad los adultos que tienen edades entre los 30 y 59 años concentran el mayor porcentaje mientras que los adultos mayores de 60 años el menor. Este último dato se puede deber a que integran el grupo más vulnerable de la población ante la presencia de la pandemia del Covid-19.

CONCLUSIONES

Por el alto grado de informalidad en la PEA asalariada privada, se puede afirmar que el carácter del empleo es de tipo informal, donde 7 de cada 10 personas se ven afectadas por esta situación en Ancash.

El 42,2% (49 714 trabajadores) de la PEA asalariada privada con empleo informal son jóvenes entre 30 y 59 años; y en el empleo formal alcanza sólo el 27,1% (13 543 trabajadores).

El 76,6% de la PEA asalariada privada informal se concentra en las unidades productivas que tienen de 1 a 10 trabajadores; mientras que en empleo formal estas mismas empresas sólo conforman el 11,5%.

La brecha entre la tasa de informalidad y formalidad en nuestra región para el 2020 volvió a retroceder a 40,6% debido a la pandemia del Covid-19.

La tasa de informalidad se reduce conforme se alcanza un mayor nivel educativo y sólo los asalariados privados informales con estudios superior universitario perciben ingresos por encima de la remuneración mínima vital.

La brecha salarial entre asalariados privados informales y formales se redujo ligeramente en los últimos 5 años, pasando de S/1 584 en el 2016 a S/1 580 en el 2020.