RONDEROS Y COMUNEROS REHABILITAN CARRETERA EN LOS CONCHUCOS DAÑADO POR UNA FALLA GEOLÓGICA

En una ejemplar faena comunal, los ronderos de Rondobamba y Huacaybamba, así como los integrantes de la comunidad campesina de Yunguilla, pese al riesgo a la integridad física de más de un centenar de personas, iniciaron el domingo 18 de julio de 2021 con la rehabilitación de la carretera de penetración a los pueblos de la zona oriental de los Conchucos, que el pasado 10 de abril, como consecuencia de un enorme derrumbe por fallas geológicas, fue afectada en un tramo de dos kilómetros entre Culluchaca y Yunguilla, ello por la desidia de las autoridades nacionales de Transportes y Provías, de la empresa CASA encargada del mantenimiento y por el desinterés del gobernador regional de Ancash Henry Borja en exigir la solución a la interrupción vial.

En este caso se muestra el desinterés de parte de las autoridades del gobierno central, del gobierno regional y de los gobiernos locales, así como de Provias y de la Empresa CASA encargada del mantenimiento, porque desde el deslizamiento de un cerro con el daño a la carretera principal en más de dos kilómetros y a más de 20 hectáreas de cultivos no se tiene la atención inmediata, dejando abandonado a pueblos como Culluchaca, Yunguilla en Pontó, Aczo, Chingas, Llamellín, Huacaybamba, entre otros.

«Las autoridades regionales solo se acercaron al lugar del desastre a tomarse fotos y a declarar en emergencia y desde ahí nada de nada para la reapertura de la vía», manifestaron los pobladores participantes de la faena comuna, quienes ante lo inestable del terreno y riesgo iniciaron con la reapertura de la vía, pese a que la responsabilidad de la Empresa CASA que tiene vigente un contrato amañado con el Estado Peruano.

Indicaron que han decidido tomar con sus propias manos la reapertura y rehabilitación, porque no están de acuerdo con la propuesta de un posible desvío por otra zona, porque se va a dejar en el abandono total a pueblos como Yunguilla y Culluchaca, además porque va a retardar hasta en tres horas el traslados de sus productos a los principales mercados regionales, que en la actualidad se están malogrando.