ÁNCASH OCUPA EL TERCER LUGAR EN CONFLICTOS SOCIALES A NIVEL NACIONAL

De acuerdo a la Defensoría de Pueblo se identifica un total de 191 conflictos a nivel nacional, ubicando a Ancash en el tercer lugar, por debajo de Loreto y Cusco. 

En lo que respecta a las provincias de esta parte del país,  se dio a conocer que las provincias del Santa y Pallasca concentran el 31 % del total de los conflictos sociales que se han registrado durante mayo.  De acuerdo con el último reporte emitido por la entidad, 5 de los 16 conflictos registrados en la región tuvieron lugar en estas dos provincias.

Uno de los conflictos en condición de “activo” es el que se mantiene con los comerciantes del demolido mercado El Progreso, quienes fueron desalojados de un terreno que ocupaban por más de 40 años para facilitar la futura construcción de un hospital. Sin embargo, la Municipalidad Provincial del Santa aún no ha cumplido con su compromiso de habilitar totalmente el coliseo Paul Harris para su ocupación de manera temporal. Además, actualmente no hay diálogo entre las partes.

La provincia del Santa también registra otros conflictos denominados “latentes”. Uno de ellos se presenta en Coishco por la presencia de un botadero de basura cerca del túnel del distrito, y el otro en el distrito de Cáceres del Perú, donde la población del caserío de Huarupampa acusa a la empresa que ejecuta obras en la carretera de acceso de contaminar el río cuya agua utiliza para consumo humano y actividades agrícolas. 

En tanto, en el distrito de Pampas, provincia de Pallasca, la ciudadanía demanda el cumplimiento de diversos compromisos a la empresa minera Tungsteno Málaga del Perú, y se opone a la construcción de minicentrales hidroeléctricas por parte de la empresa Hydrika Generación por temor a que se genere escasez de agua para la agricultura y el consumo humano. Finalmente, en esa provincia se mantiene en observación el caso de la movilización que protagonizó, en febrero último, un grupo de pobladores de la comunidad de Alto Marañón para reclamar la ejecución de obras viales y de saneamiento.

Ante estas cifras, la coordinadora del módulo de Defensoría del Pueblo en Chimbote, Roslin Villanueva, instó a las autoridades de los distintos niveles a reforzar el diálogo con la ciudadanía al ser la mejor herramienta para solucionar los diversos conflictos socio ambiental y de carácter municipal. 

“Los reportes de conflictos sociales son un instrumento de monitoreo que tiene la Defensoría del Pueblo y que deben tomar en cuenta las autoridades, a fin de promover el diálogo y evitar que las crisis se agudicen”, explicó.

Según el último Reporte de Conflictos Sociales, el 87 % de los conflictos que se registran en la región Ancash son de carácter socio ambiental. Los otros conflictos han sido identificados en las provincias de Huari (3), Bolognesi (2), Recuay (2), Huaraz (2), Huaylas (1) y Yungay (1).