GOBIERNO REGIONAL DE ANCASH RESPONSABLE DE RETRASOS EN OBRAS PARA PACIENTES COVID-19 EN CUATRO HOSPITALES

La Contraloría reveló retrasos en la culminación de ambientes complementarios en los hospitales de apoyo de Recuay, Huarmey, Casma y Caraz para la atención de pacientes infectados con el coronavirus en estado crítico. Los proyectos de inversión para dichas infraestructuras y su equipamiento son ejecutadas por el Gobierno Regional de Ancash (GRA) y debieron entrar en funcionamiento en el 2020 para descongestionar los hospitales de tercera línea.

 En el Informe de Control 013-2021 se reporta que la obra de construcción del ambiente Covid-19 en el hospital de Recuay, que se realiza con un presupuesto de S/ 1 874 203.59, se encuentra paralizada y con un avance acumulado de 27.42%. Además, se verificó que una parte de la infraestructura edificada difiere del proyecto aprobado inicialmente por el GRA, el cual debió terminarse en noviembre del 2020.

En la inspección se detectaron deficiencias en la construcción que podrían generar el deterioro prematuro de la edificación y afectar su vida útil.

En el hospital de Huarmey, la edificación del nuevo ambiente para pacientes Covid-19 presenta modificaciones arquitectónicas y tiene un avance aproximado del 40%. Viene ejecutándose sin la presencia del residente y del supervisor de obra y a un ritmo lento, debido a la demora por parte de los funcionarios del GRA en las respuestas a las consultas del contratista sobre la compatibilidad del proyecto y solicitudes de adicionales de obra, así como para la toma de decisiones en la administración del contrato y acciones correctivas.

Los trabajos, que se realizan con un presupuesto de S/ 2 078 881.52, debieron terminarse en octubre del 2020; sin embargo, al 22 de abril del 2021, habían trascurrido 204 días desde la fecha establecida en el contrato para su culminación. El contratista no ha cumplido con lo acordado en la última acta de reinicio de obra en la que se comprometió a finalizarla el 5 de abril del 2021.

En Casma, la infraestructura complementaria en el hospital de apoyo se encuentra terminada y en funcionamiento. El GRA dispuso el inicio de la atención a pacientes afectados por el Covid-19 en dicho ambiente sin que se haya realizado la recepción de la obra de acuerdo a la Ley de Contrataciones del Estado. 

La obra, cuya entrega estaba prevista para octubre del 2020, quedó terminada luego de tres ampliaciones de plazo que modificaron la fecha de culminación para el 1 de enero de 2021. De acuerdo a la revisión documentaria, existen 127 días de retraso; por lo que estaría pendiente la determinación de la penalidad por retrasos, recepción final y liquidación de obra para cerrar la fase de inversión, que ascendió a S/ 1 940 441.21.

En el hospital de Caraz, se verificó que la infraestructura se encontraba en un avance de 95%, con ambientes y mobiliarios parcialmente concluidos, teniendo como pendientes la instalación del tanque elevado y las conexiones eléctricas y sanitarias. Gran parte de lo edificado difiere del proyecto aprobado, que fue contratado por S/ 1 906 064.73 para estar operativo en diciembre del 2020.

Los cuatro informes de control concurrentes fueron elaborados por el Órgano de Control Institucional (OCI) del Gobierno Regional de Áncash y comunicados al titular de la entidad para que se adopten las acciones preventivas y correctivas que correspondan.