Minería ilegal daña al Nevado Tocllaraju

La minería ilegal afecta al Parque Nacional Huascarán. Cientos de hectáreas han sido dañadas, y sus ríos y quebradas envenenados por esta ilegal actividad extractiva, sin que las autoridades regionales competentes hagan algo por evitarlo.

Y una de las zonas más perjudicadas es el nevado Tocllaraju, donde los mineros ilegales han desarrollado socavones, causando graves alteraciones al ecosistema. En esta zona los mineros ilegales extraen oro, cobre, plomo y zinc y para ello utilizan fuertes explosivos contaminando y destruyendo la masa glacial de una de las montañas más hermosas de la Cordillera Blanca.

Lamentablemente, el Ministerio Público, la Policía Nacional, la Dirección Regional de Energía y Minas de Áncash y el propio Sernanp, no realizan operativos para extirpar esta ilícita práctica que destruye día a día el Parque Nacional Huascarán.

Los mineros ilegales han causado tanto daño, que el agua tiene color a oxido, conteniendo materiales pesados y sustancias tóxicas; y la masa glacial del nevado Tocllaraju se ve seriamente afectada por la contaminación ambiental, y se teme que en pocos años ya no exista, si nuestras autoridades no actúan con mano firme.