JOSÉ PARIASCA

LA RECONQUISTA DE HUARÁS

El 29 de noviembre de 1820, fecha histórica para Huarás, culminó un proceso de reivindicación cuando el grito libertario se exaltó en el sentimiento de sus moradores, reunidos ellos en la Plaza de Armas, y se sacudían de la ocupación de las huestes realistas y marcaban el derrotero de su reconquista. Todos los detalles debidamente planificados, los contratiempos, los sinsabores y la amargura de las horas de lucha, concluían en ese amanecer. La belleza de los nevados, la frescura y verdor de nuestras campiñas, enmarcaban el entusiasmo desbordado por sus habitantes: ¡Libertad! grito sagrado ¡Libertad! grito que estalla jubiloso en las gargantas de aquellos Huarasinos ¡Libertad! grito de premonición; grito que 8 meses después se proclamaría en Lima para extenderse en todo nuestro territorio.

ANTECEDENTES: Thomas Cochrane, Martín Jorge Guisse , Guillermo Brown y Guillermo Miller visitan nuestras costas en su paso a Guayaquil y difunden las ideas libertarias; los folletos, panfletos, libelos y carteles eran los medios para llegar a los pobladores. Se gesta el pensamiento de reconquista y para consolidarlo, se encarga esta noble tarea a Pablo Jeremías Robinson, de oratoria vibrante y firme en sus convicciones; Francisco Paredes García de fuerte personalidad y dispuesto para la causa; y José García pusilánime y claudicante, delata a muchos patriotas y se inclina reverente ante el rey. El calendario marcaba el año 1814; se había gestado este movimiento libertario.

LA JUNTA PATRIOTICA DE HUARÁS: Distinguidas personalidades difundían las ideas libertarias y convergían en un sentimiento mutuo; atizaban el fuego de la libertad y preparaban la arremetida final: Juan de Matta Arnao, Andrés Mejía Méndez, Juan de la Cruz Romero, Sebastián Beas Saénz, Andrés Gomero, Manuel Castillo, Manuel Jesús Gonzáles, José Robles Arnao, José María del Piélago, Santiago Franco, Antonio Montenegro, Mariano Parral, Sebastián Malarín se reunían frecuentemente en la casa de Felipe Antonio Alvarado, conformando LA JUNTA PATRIOTICA DE HUARÁS; los párrocos en provincias eran los gestores de este gran movimiento, entre ellos Gabino Uribe en Aija, José María Robles en Yaután, Pablo Malarín en Yungay, Cayetano Requena, Manuel Villarán y Loli entre otros. Cifras y claves eran los elementos que pregonaban los mensajes de libertad y algunos patriotas eran identificados a través de números claves, creando confusión en las huestes enemigas.

LOS PREPARATIVOS PARA LA RECONQUISTA: El libertador don José de San Martín al enterarse sobre esta coyuntura, traslada su cuartel general desde Paracas a Huaura como punto estratégico y de equilibrio, equidistante hacia Lima y los pueblos del Callejón de Huaylas. Llegaba el momento crucial de la reconquista, el predestinado para comandar el ejército libertador era el insigne hijo huarasino, el General Toribio de Luzuriaga y Mejía, pero San Martín lo envía urgentemente a Guayaquil para auxiliar a los patriotas del lugar y consolidar su independencia. Entonces el elegido es el coronel chileno Enrique Campino que parte desde Huaura el 23 de noviembre de 1820 con un contingente de 250 soldados. La presencia de este Ejército Libertador infunde temor en las huestes enemigas, finaliza la etapa ignominiosa de explotación y abuso; se retiran de nuestro territorio, huyen y se repliegan hacia Caraz.

ACONTECIMIENTOS DE LA RECONQUISTA ¡LIBERTAD! PALABRA SAGRADA: El 29 de noviembre de 1820 los integrantes de la JUNTA PATRIOTICA DE HUARÁS, y una multitud llena de fervor, reunidos en la Plaza de Armas proclaman la palabra bendita ¡Libertad! ANDRES RAMÓN MEJIA MÉNDEZ, natural de Huacrac, actualmente Pueblo Libre en la provincia de Huaylas, proclamó nuestra reconquista con un discurso vibrante, emotivo, con energía y directo al corazón del pueblo huarasino, sintonizando en un sentimiento común y elevando a las alturas celestiales la palabra bendita de ¡LIBERTAD!

Juan de Matta Arnao fue elegido como gobernador de Huarás, primera autoridad de un Huarás libre, reconquistado y sin ataduras. Tres meses después entrega su mando al primer presidente del Departamento de Huaylas, el excelentísimo General Toribio de Luzuriaga y Mejía.

 

* José Carlos Pariasca Pérez es huaracino, licenciado en Educación. Promotor de centros de educación superior en Áncash. Fue regidor de la Municipalidad Provincial de Huaraz.

 

JOSÉ PARIASCA

Edición Anterior: El primer gran mariscal del Perú

Edición Anterior: Los orígenes de Áncash