AMELIA ALVA

ANCASHINOS DEL MUNDO


SILVER OBREGÓN: Hago mi camino llevando a mi tierra conmigo

El terremoto de 1970 fue un hecho que evidentemente marcó la ciudad de Huaraz, a sus habitantes y a sus futuras generaciones. Quien es huaracino lo sabe. No hay conversación más sentida que recordar a los seres queridos que se perdieron ese día, no hay mayor orgullo que decir con cierta nostalgia que el barrio José Olaya es lo único que queda de tiempos mejores.

Silver dejó Huaraz poco después del terremoto, el 16 de mayo de 1971. Viajó a Lima para estudiar Arquitectura. La situación de los años ochenta lo animó a buscar nuevas oportunidades fuera del Perú. Por dos años vivió en Denver, Estados Unidos, y desde 1990 vive en Ginebra, Suiza. Integrarse a este nuevo país fue bastante rápido para él, su carácter positivo y abierto a los cambios lo ayudaron, “pienso que lo más importante no es adaptarse al medio si no transformarlo y de esa manera he podido cooperar con mi trabajo personal al dinamismo de los engranajes del progreso social y económico de este mi segundo país.”

Sus estudios de arquitectura son útiles en su país de acogida, pues se dedica al trabajo de decoración de interiores y remodelación del habitad de la urbe. En este momento, está elaborando un nuevo sistema constructivo en las obras civiles para viviendas, y en los próximos meses estará desarrollando el proyecto en la Escuela Politécnica de Laussan Suisse. Piensa presentar este sistema ante el gobierno peruano para ayudar a la reconstrucción del país: “Amo infinitamente a mi país y quisiera colaborar en el campo de la investigación con un nuevo trabajo dentro del desarrollo técnico en arquitectura y otras disciplinas con temas que laten en mis inquietudes”.

Pero Silver también ha podido dedicarse a otra de sus pasiones: Escribir. Bajo el seudónimo de Armando Gotteras ha publicado Hombre agonista, un poemario de contenido existencialista y metafísico; y Creación, vida y muerte, el que puede encontrarse en la biblioteca de Huaraz. También tiene un trabajo en narraciones costumbristas de Huaraz y una novela de ciencia ficción “Sueños gemelos” que están en preparación.

Hombre sensible, con casi la mitad de su vida en el extranjero, lleva a su tierra natal en su corazón y entiende, porque lo vivió, que es necesario unir esfuerzos para reconstruir el país. Nos deja su poesía, y nos queda la añoranza.   A continuación una muestra de su prolija creación…

 31 DE MAYO 1970

Del fondo magma y profundo
salió el grito escondido
y su voz en estruendo
hirió de muerte en la carne
del hombre que en rodillas
en su suelo de escombros
que al oír sus trompetas jericos
la tierra tembló
con muchos miedos guardados.
Piedra sobre piedra fue
muros sobre muros
cuerpos sobre cuerpos
almas en desconcierto
y los que te vimos herida
jamás te pudimos olvidar.
La historia sigue y el dolor
no nos pudo doblegar.
Si el ave fénix vuelve a la vida
será para surcar las blancas
cordilleras de esta tierra primor.
Lloramos nuestros muertos
lamimos heridas lacerantes
que deja el dolor agrío.
y ruego tras labranza, con el hombro
un monumento de vida se junto
y naciste de nuevo mi querido Huaraz.
Hoy te amamos con el alma
y con la muerte que nos acerca
a tu edén tras mundo y ahí
viviremos con muestra muerte
certera, para la eternidad.
Hoy día te matan
las fuerzas del magma corrupto
y vienen mentes de adentro
de sombras el telúrico ladrón.
Y mentirosos lacayos servidores del mal.
Eres noble y generosa
mi querido Huaraz
cierto es que este pecho
que lejos te añora
hizo poco desde este lejano jardín
donde a distancia sideral
cultivo mis flores para ti.
Alzaré mi voz y en mis letras
retumbarán los muros Jericos del hombre
yo que nací en tus mantos y es greda
mi cuerpo de tus suelos que obrará en arcilla
para ofrecerte arte de mis manos.
Huaracinos juntémonos
Para dirigir el destino certero
De nuestro terruño.

(Armando GOTTERAS)

*Silver Robert Obregón Villarreal (63) nació en el distrito de Independencia en Huaraz, y creció en el Barrio La Soledad. Arquitecto, autodidacta, amante de la literatura y la física. Vive 27 años en Suiza.

 


AMELIA ALVA es abogada por la UNMSM, natural de Huaraz, y hoy vive en Europa, donde desarrolla labores profesionales y académicas. Es máster en Estudios Latinoamericanos y candidata a doctor en Derecho por la Universidad de Gante (Bélgica).

EDICIÓN ANTERIOR: Yuri Rivera… quien se reinventa, gana