ANCASH: APROBARON VACANCIA DEL CARGO CONTRA EL ENCARCELADO GOBERNADOR JUAN CARLOS MORILLO

En sesión extraordinaria virtual de ayer que duró cerca de tres horas, El Pleno del Consejo Regional de Ancash declaró la vacancia del gobernador regional de Ancash, Juan Carlos Morillo Ulloa.

Un total de 22 consejeros votaron a favor, y solo los consejeros Javier Pedro Cantu Malqui y Zugner Regalado votaron en contra.

La solicitud de vacancia fue presentada por los consejeros regionales Domingo Gómez Castillo, Miguel Rosales Tamariz, Filiberto Chacpi Rodríguez, Edgardo Solís Narro, Zenón Ayala López y Edgar Espinoza Ramírez.

Los seis consejeros basaron su solicitud de vacancia en la segunda parte del inciso 4 del artículo 30 de la Ley Orgánica de Gobiernos Regionales que dice lo siguiente: El cargo de presidente, vicepresidente y consejeros del gobierno regional vaca al: “Dejar de residir de manera injustificada hasta un máximo de 180 días en la región o por un término igual al máximo permitido por Ley para hacer uso de licencia”.

En su intervención el consejero Domingo Gómez argumentó que el gobernador Juan Carlos Morillo no ha estado cumpliendo sus funciones propias del cargo desde el 1 de diciembre del 2020 hasta el 27 de enero del presente año en que el Jurado Nacional de Elecciones lo suspendió tras confirmarse su prisión preventiva.

Y que, en ese lapso de aproximadamente 60 días, ni tiempo después pidió licencia, sobrepasando de eso modo el plazo que le confiere la ley para solicitarlo, lo que refirió es causal de vacancia.

En respuesta, el abogado de Morillo, Ubaldo Pizarro Paico, exhortó a los consejeros que declaren improcedente dicha solicitud pues sostuvo que “hay una suerte de interpretación errónea y equívoca” de la ley.

El letrado insistió en que su patrocinado no ha dejado de cumplir sus funciones porque“se le da la gana”, sino porque tiene un mandato firme de detención (prisión preventiva) derivado de un proceso penal”.

Sin embargo, sus argumentos no convencieron por lo que el gobernador Juan Carlos Morillo terminó siendo vacado por mayoría.