COMUNIDAD CAMPESINA CORDILLERA BLANCA GESTIONA LA PROTECCIÓN DE BOFEDALES PARA ACCEDER AGUA DE CALIDAD

Con la finalidad de gestionar el apoyo de las autoridades de Ancash, para la protección de sus bofedales y así obtener agua para el consumo diario, regar sus chacras y para los animales; la comunidad campesina Cordillera Blanca, ubicado en Canrey en Recuay (Ancash), entregaron este 25 de agosto, en Huaraz, solicitudes a las autoridades regionales y de esta manera poder desarrollar acciones en conjunto que pueda asegurarles el acceso a este recurso hídrico.

La comunidad campesina Cordillera Blanca cuenta con el río Negro el que por efecto del cambio climático se ha vuelto de color anaranjado debido a que sus aguas que discurren por las rocas desnudas sin glaciar, discurren metales, los que contaminan estas aguas; por ellos los pobladores con ayuda del Instituto de Montaña lograron desarrollar un sistema al que le denominan “la cura del agua”; sin embargo en la actualidad la demanda es mayor y han visto sus esperanzas de acceso al agua , en los bofedales que les permitiría mejorar su calidad de vida.

“Hemos aprendido que si protegemos los bofedales vamos a tener una agua limpia, por eso a través de huaynos en nuestro idioma quechua, hemos entendido que es urgente trabajar, pero no podemos solos, por eso hemos pedido el apoyo al Parque Nacional Huascarán y al Gobierno Regional para que nos ayuden con sus profesionales, la razón es que queremos que nuestros hijos se queden a vivir, no se vayan cuando llegue un momento que nos tengamos agua. Refirió Fructuosa Cruz, miembro del Comité de Investigación de la comunidad campesina Cordillera Blanca.

Estas actividades se desarrollan en el marco de la campaña de sensibilización sobre los bofedales “La música, idioma universal” como una de las estrategias ganadoras del Encuentro Nacional Voces por el Agua, desarrollado por el proyecto Infraestructura Natural para la seguridad hídrica, a cargo de la comunicadora Irina Neglia.