AGENCIAS TURÍSTICAS DE ANCASH BAJARON SUS INGRESOS CERCA DE UN 100 %

Voceros de las Agencias de Turismo de Ancash expresaron su preocupación por que  el año pasado sufrieron  una caída en sus ingresos de entre 95 % y 100 %, provocada por la pandemia de la COVID-19 y las medidas tomadas para combatirla.

Tanto representantes de las agencias de turismo de la costa y sierra de Ancash,  coincidieron en señalar que las cuarentenas y los cierres de fronteras fueron lo peor que le pasó a su sector, pues impidieron la llegada de turistas.

En Ancash, el cierre de fronteras decretado en marzo del año pasado en el país provocó que turistas peruanos y extranjeros postergaran sus paquetes turísticos y, en la mayoría de los casos, los cancelaran y solicitaran a las agencias turísticas la devolución de su dinero, agregaron las mismas fuentes.

Tenemos muchos colegas que trabajan en turismo de aventura y eso es más con extranjeros. El año pasado han tenido un 95 % de cancelaciones y entre un 5 % de gente que ha cambiado sus fechas para este año, pero ahora la reactivación no se está registrando, precisaron.

Añadieron  que actualmente no hay turistas que planifiquen un viaje en los próximos meses y paguen el paquete.  Es más, calculo que de un 100 % de reservas del año 2020 solo un 5 % se podría recuperar este año, lo que significa casi nada.

Es necesario manifestar ante un año sin ingresos, muchas agencias de turismo ancashinas tuvieron que vender sus bienes, otras se reinventaron y cambiaron de rubro para sostener a su empresa, y otras lamentablemente cerraron hasta nuevo aviso.

Cuando se pensó que la reactivación del turismo iniciaría en noviembre de 2020, dejando la oportunidad de aprovechar el verano y las vacaciones, en la quincena de enero de 2021 el Estado nuevamente cerró las fronteras y muchas provincias ingresaron a cuarentena.

En cuanto a la sierra de Ancash, la situación se tornó algo alentadora en octubre, cuando las agencias pudieron abrir sus negocios con un aforo de 20 % a 40 % y dependiendo del número de contagios en la provincia. A pesar de ello, los ingresos del sector no se incrementaron y por el contrario siguieron cayendo debido a los pocos turistas, lo que provocó que los grupos de los circuitos turísticos se redujeron a la mitad: de 16 a 8 integrantes con un solo guía. Esta escasez de visitantes ocasionó, a su vez, la baja en las tarifas de los paquetes.