La pandemia del Covid 19 y el nuevo contexto en Educación

Por Alfredo Velásquez Acosta.
Ex-Secretario general del SUTEP.
Secretario de Relaciones Internacionales – CEN SUTEP.

El gran problema de la educación virtual es que los docentes casi nunca han recibido formación para trabajar con modelos de educación virtual. La poca formación que en algunos casos han recibido es para trabajar con Word, Power Point, Excel, entre otros. Es decir, cuando se decide dar el giro drástico para el modelo de educación en casa, se quiere forzar a que sea la autogestión del aprendizaje por parte del docente; que él resuelva lo que el Estado no hizo por muchos años. Ello muestra la hegemonía del paradigma de sociedad educadora del neoliberalismo, pero no necesariamente que sea posible lograrlo en el corto plazo.

El sector educativo tiene las mismas características excluyentes y discriminatorias para los que menos tienen, el coronavirus COVID-19 ha develado un cúmulo de exclusiones, violencias y desigualdades en todo el mundo originado por el capitalismo salvaje y su privatizador objetivo de los sistemas públicos.

Esta pandemia ha mostrado las desigualdades existentes, una de ellas de acceso a internet, computadoras, teléfonos inteligentes, contenidos educativos y ;sobre todo, a las capacidades para trabajar con el mundo digital en el aula; con estas condiciones estamos ingresando a la cuarta revolución industrial y que constituye el régimen de gobernabilidad que requiere el capital en la actualidad: autoritario, destructor de la sociabilidad, con la intención de disminuir costos sociales y conjurar los riesgos de revueltas.

Ante este panorama, lanzar una propuesta de educación en casa es una forma de neo privatizar la educación. En la práctica la mayoría de estudiantes quedan fuera de esta dinámica, mientras muchos docentes están rezagados. Esto tendrá un efecto terrible, que no puede ser encubierto por propaganda con frases “incluyentes”. Lo que debe considerarse es que las estrategias tienen que corresponder a lo que tenemos y no a lo ideal, a nuestras posibilidades reales y no a nuestros deseos, a los intereses de la educación pública presencial científica, popular y no a los intereses del mercado. Una de las operaciones que se está llevando a escala planetaria es la redefinición del papel de los sistemas escolares, la profesión docente y los centros de formación de educadores; algo que ya se había iniciado en los ochenta del siglo XX.

Tener en cuenta el papel que juega la cuarta revolución industrial (según algunos autores) en el proceso de enseñanza-aprendizaje virtual y los nuevos roles de los agentes educativos y los efectos sociales, profesionales y laborales que generaría en el magisterio. Estar alerta frente a los intentos de despido del magisterio peruano mediante el descrédito del rol del docente de parte de los conservadores.

A lo largo de la historia, los intentos de las diversas reformas educativas del país han fracasado por no tener en cuenta la participación del magisterio organizado entorno al SUTEP. Para que esta emergencia, “estudio en casa” a través del internet y otros medios tenga éxito, requiere la opinión de los maestros y maestras de todo el Perú. En consecuencia, el SUTEP debe debatir los pros y contras de la aplicación de la educación virtual o a distancia, sus efectos ante la posible disminución de las plazas docentes (más de un 50%), la imprescindible capacitación docente en el uso de las tecnologías de la información y comunicación.

Así también considerar el crecimiento de la demanda de técnicos en hardware y software para elaboración e implementación de plataformas de enseñanza digital, intercomunicación empleando las video llamadas entre docente-alumno, edición de clases virtuales por internet, televisión y radio, elaboración de softwares educativos. Hoy más que nunca se hace indispensable plantear cuáles serían las alternativas ante la emergencia educativa no presencial; de tal manera que no perjudique la estabilidad laboral de docentes nombrados y contratados, de los auxiliares de educación, directivos y del personal que labora en la institución educativa.