Detectan irregularidades en la DIRESA-Ancash en plena emergencia sanitaria

Por Walter Salazar Asencios, corresponsal.

Una serie de actos irregulares han quedado identificadas en la Dirección Regional de Salud de Ancash en lo que respecta al abastecimiento de Equipos de Protección Personal para los profesionales de la salud, de acuerdo a un informe de la Contraloría, que precisa que “no se está garantizando la transparencia y el cumplimiento de las políticas establecidas para la adquisición de bienes y la contratación de servicios en el marco de la Emergencia Sanitaria COVID-19”.

Ha quedado evidenciado que, al 28 de abril pasado, el proveedor encargado de abastecer a la entidad con dos mil mascarillas N 95, no cumplió con la entrega en la fecha establecida, incumpliendo con lo dispuesto en el “Documento Técnico  de Prevención Diagnóstico y tratamiento de Personas  Afectadas por COVID-19 en el Perú” que determina asegurar la disponibilidad del material para el uso de los trabajadores de salud en cantidad y calidad adecuada. Hecho que impidió la disponibilidad del material para el uso de los trabajadores de salud.

Además, se precisa que el requerimiento para los equipos de protección personal se realizó sin acreditar las especificaciones técnicas, las mismas que fueros regularizadas después de emitir los pedidos de compra. Fue así que el 25 y 31 de marzo la Dirección de Medicamentos Insumos y Drogas solicitó al Área de Logística de la Diresa la adquisición de estos; sin embargo, recién el 8 de abril presentó las especificaciones técnicas, es decir, las órdenes de compra se emitieron a los proveedores sin contar con dichos requisitos.
El documento, también indica que la Diresa contrató a otro proveedor para la adquisición de gorros descartables de enfermería, guantes para examen descartable de nitrilo sin polvo, protectores oculares descartables, mascarillas descartables quirúrgicas de tres pliegues y botas descartables cubre calzado para cirujano; por un total de S/ 390,450.00.

De acuerdo al contrato, el proveedor tenía un plazo de tres días para cumplir con abastecer los equipos de protección especial; no obstante, la entrega se hizo con una semana de retraso. Además, el responsable del almacén dio conformidad al ingreso de algunos bienes a pesar de que no cumplían las especificaciones técnicas. La Diresa debía adquirir guantes para examen descartable de nitrilo pero
en su lugar recibió guantes descartables de látex. Pese a ello, la entidad cumplió con el pago total a la empresa proveedora.

Se identificó, además, que otro de los proveedores viene entregando la indumentaria de manera parcial. Durante la visita al almacén el 17 de abril, se advirtió que hasta esa fecha la empresa encargada de abastecer de mandilones y mamelucos a la Dirección Regional de Salud no había entregado la totalidad de los bienes. Por ejemplo, de los 800 mamelucos descartables requeridos, el proveedor solo entregó 675, de igual forma, de los 5 mil mandilones desechables talla M solo llegaron a almacén 210 unidades, pese a ser una contratación directa en el que el proveedor debe contar con la disponibilidad inmediata de los bienes contratados.
 
Otra de las observaciones radica en que la entidad contrató el servicio de transporte de medicamentos e insumos médicos para el año 2020, bajo la modalidad de contratación directa por la emergencia sanitaria, por S/ 190,000.00 aun cuando no se encontraba en la relación de bienes y servicios aprobado en el Plan de acción, vigilancia, contención y atención de casos del nuevo covid-19, lo que limitó que otras empresas puedan participar y con ello acceder a mejores ofertas del mercado.
 
Todo esto se desprende del Informe de Visita de Control N° 3924-2020-CG/GRAN-SVC de la CONTRALORÍA GENERAL DE LA REPÚBLICA que emitió recomendaciones para corregir los hechos materia de observación.