Equipo técnico del MINSA evalúa labor de la DIRESA Ancash

Doce especialistas del Ministerio de Salud (MINSA)  ya están en Ancash con el propósito de levantar información del trabajo que viene desarrollando la Dirección Regional de Salud (Diresa) y los hospitales “Víctor Ramos Guardia”, en Huaraz, y “Eleazar Guzmán Barrón”, en Nuevo Chimbote, para hacer frente a la pandemia por el nuevo coronavirus.

Al respecto la prefecta de Ancash, Eunice Dextre Castillejo, informó que los profesionales permanecerán cuatro días en la región, donde realizarán un trabajo de recojo de información y también de acompañamiento a las labores en la lucha contra el covid-19.


“La idea es poder sumar esfuerzos. Yo creo que el gobernador y su equipo han intentado hacer las cosas bien, pero como nadie ha estado preparado para esta pandemia es importante escuchar a los especialistas técnicos que nos sugieran qué acciones más realizar”, comentó la autoridad política.

El equipo técnico actualmente se encuentra en Huaraz y en los próximos días se trasladará  a Nuevo Chimbote, donde deben analizar las condiciones del Hospital Regional, nosocomio destinado exclusivamente para atención de pacientes con covid-19.

Eunice Dextre detalló que tras esta visita, los técnicos emitirán un informe de cómo se vienen implementando el Plan Regional Covid-19 en Ancash.

Mientras tanto el Frente de Defensa de los Intereses de Huaraz, los Colegios profesionales, así como los congresistas de Ancash vienen exigiendo que sea el propio Comando Nacional Covid-19 que lidera la ex ministra Pilar Mazzeti el que  arribe a Huaraz y Chimbote con la finalidad de conocer  sobre el actuar del  gobernador de Ancash Juan Carlos Morillo Ulloa, quien no lidera las acciones eficientemente desde el Centro de Operaciones de Emergencia Regional (COER), y es más, lo acusan de demostrar su vocación por centralizar el poder en su persona y de no ser capaz de empoderar a responsables en cada ámbito regional. Asimismo para que se conozca el reclamo del personal de salud respecto a la carencia de implementos de bioseguridad, hecho que ha generado la solicitud de licencias y cartas de renuncia del personal, que finalmente conlleva a tener centros de salud sin personal calificado.