Cuestionada minería en Pompey, Asunción

Por Alberto Vergaray Blas.

Una vez más la inversión y explotación minera es materia de debate en nuestra región. En el centro poblado de Pompey, situado en la provincia de Chacas, los habitantes están de acuerdo con la inversión privada pero respetando las leyes y cumpliendo los canones de respeto y no contaminación del medio ambiente.

Pues bien, el yacimiento minero de Sestri contiene plomo, plata, estaño y otros, y está ubicado en las inmediaciones de la quebrada de Wuichganga en el caserío de Pompey Huallin.

Pompey con la explotación de sus minas, cumple desde el siglo pasado, un importante rol en la sociedad, cuyo aporte beneficia a toda la población chacasina. La exploración y explotación
durante 50 años aproximadamente lo empezó el alemán Justo Lodtmann. Posteriormente los italianos Biaggio y Giovanni Rosson continuaron el trabajo hasta las postrimerías de la década del 60 del siglo pasado.

Felicitamos al joven empresario chacasino Omar Falcón Álvarez que con maquinaria moderna empezó a explotar la mina de Pompey, antes de su venta al actual propietario.

Después del terremoto del 70, apareció un oscuro personaje de nombre Luis Caro, el pseudo propietario cargó en su camión todos los minerales acumulados en reserva, y los minerales fueron sustraídos por mucho tiempo con engaños sin el conocimiento de la dueña, lo cual generó una demanda judicial.

Pasado en litigio se publicó en el diario “El peruano” ofertando en remate el centro minero de Pompey, que fue adquirido a un precio irrisorio por el Ing. Jorge Arana Valverde natural de Parash, de la provincia de Fitzcarrald (San Luis). Este ilustre desconocido, no colabora en nada con el pueblo, y lo que es peor, malogrando la pista nueva gestionada por la Asociación Centro Representativo Chacas.

Lea la nota completa en la próxima edición de Prensa Ancashina, y sepa de los cuestionamientos a este empresario, cuya actividad pone en alerta a todo un pueblo.

Comments

comments