Huaracinos monitorean glaciares en la Antártida

Por Walter Salazar Asencio, corresponsal.

Gilber Gonzales Lizarme y Nelson Santillan Portilla son dos especialistas de la Unidad de Glaciología y Recursos Hídricos, oficina especializada de la Autoridad Nacional del Agua, que tiene su sede en la ciudad de Huaraz. Ambos participaron en la Campaña Científica del Perú a la Antártida ANTAR XXV, con el objetivo de comparar la dinámica de la evolución de los glaciares de la Antártida con los glaciares tropicales del Perú, en un contexto de cambio climático. Esta actividad se realizó en conjunto con un especialista del Senamhi.

Partieron del Perú el 25 de diciembre de 2017 y retornaron el 25 de febrero 2018, siendo transportados por el moderno buque oceanográfico BAP Carrasco de la Marina de Guerra del Perú. En la Antártida, la sede donde se instalaron los especialistas fue la Base Científica Machu Picchu.

La misión de los profesionales fue evaluar el glaciar Snozko aplicando diversas técnicas de monitoreo glaciológico. Se realizó la medición del frente glaciar, análisis de la pérdida vertical del glaciar, mediciones con radar para determinar el espesor del hielo, análisis de la influencia del derretimiento del hielo producto de la radiación solar, se instalaron sensores en la superficie glaciar para determinar la variabilidad de la temperatura por altitud, entre otras acciones.

Similares acciones se realizan en el monitoreo de glaciares del Perú, las que también están a cargo de la Unidad de Glaciología y Recursos Hídricos desde la década del 70, quienes han trasladado la experiencia de nuestro país al continente antártico; es aún más trascendental la presencia de profesionales huaracinos en esta tarea, ya que en el 2015 fue el ing. Alejo Cochachin Rapre, actual coordinador de esta oficina, uno de los primeros en ser parte de esta expedición.

En esta campaña científica 2017 – 2018, se establecieron lineamientos para el monitoreo glaciológico, se está generando información sobre el comportamiento de los glaciares en el continente antártico para conocer la pérdida o ganancia de masa glaciar durante el tiempo; por tanto, determinar sus impactos para el planeta. En las próximas semanas se contará con los primeros resultados del monitoreo glaciológico.

La Unidad de Glaciología y Recursos Hídricos – ANA participa en esta misión científica desde el año 2015, siendo convocados por su amplia experiencia en el monitoreo de glaciares y lagunas en el Perú. En 1970, empezaron con el monitoreo de varios glaciares en la cordillera Blanca, entre ellos, Pastoruri (1980), a partir del 2007 ampliaron su trabajo de monitoreo a nivel de todo el Perú. También monitorean las lagunas glaciares del país, teniendo desde siempre, su sede en Huaraz.

La Antártida es un continente muy sensible al cambio climático, por esta razón se establecieron más de diez estudios científicos sobre diversidad biológica marina, impacto ambiental, glaciología, entre otros, los cuales son desarrollados por instituciones públicas especializadas, organizaciones privadas y universidades del Perú. De esta manera, el país está cumpliendo sus compromisos con la Comunidad Antártica y aportando a la ciencia de la Tierra, la que contribuye a la conservación de este continente que tiene un rol importante en la regulación del clima en el planeta, es por eso que, debe mantener su estado natural, libre de contaminación y explotación.

Comments

comments