¿Por qué vuelve la Paisana Jacinta?

Por César Pinedo Bravo

-Papá, en el colegio me dicen “Paisana Jacinta” – lamentó una pequeña de 12 años al llegar a casa.

– ¿Y por qué te dicen así? – preguntó el padre enojado.

– No sé, creo por un programa que dan en la tele.

Unas horas más tarde, la niña descubriría amargamente quién era esa mujer. Sentiría la vergüenza y la burla, sentiría el llanto, el desamparo en un aula cómplice ya no de unos alumnos desaforados, sino de un sistema perverso que avala programas de ese tipo.

Pero saben qué es lo peor, que muchos de esos niños que califican con ese y otros sobrenombres a sus compañeros son de la misma condición étnico-social que sus “víctimas”. Y qué se supone se debe hacer, ¿reclamar al director o a los profesores? ¿Pedir sanciones para los niños que discriminan de esa manera?

Es curioso, pero las exhortaciones que puedan hacer los maestros servirían de poco porque una gran mayoría de los padres de esos niños justifica la emisión de programas de televisión como el de la Paisana Jacinta –que pretende volver al aire- alegando que son inofensivos y solo entretienen al pueblo.

Sí que entretiene pero a costa de estereotipos contra un sector que muchos egoístamente ignoran, que es el de los campesinos de la sierra, algunos alucinándose un estatus social que nunca tendrán pero que anhelan subrepticiamente. Líneas a parte, no me vengan a decir que alguien en Ancash es 100% de la costa, porque todos descendemos de familiares del ande y debemos sentirnos orgullosos por ello. O qué, ya algunos de ustedes se acriolló en la capital y se sienten bacancitos.

Y como dije, lo más absurdo es que apodos o insultos racistas provengan de personas que tienen en sus raíces la estirpe andina, acaso acriollada por esa cultura del más vivo que la televisión limeña nos quiere imponer. Por ello, no nos debe sorprender que personajes amorales dependientes del gran capital, como Beto Ortiz, Aldo Mariátegui  y demás comunicadores de Frecuencia Latina y otros canales, hayan defendido la presencia de “la Paisana Jacinta” en la televisión.

En otra ocasión hablaremos de ejemplos igual de cuestionables que hay en la TV peruana, ahora, debemos subrayar que ese programa -que hoy pretende volver por Frecuencia Latina- fue condenado por la ONU a través de su Comité para la Eliminación de la Discriminación Racial (CERD), cuyo representante, Carlos Manuel Vázquez, afirmó: ‘La Paisana Jacinta’ perjudica a la mujer indígena, que merece tener una imagen digna en los medios de comunicación…»

«En otros países, por ejemplo, un programa tan ofensivo (como el susodicho) no duraría mucho. Aún sin la censura del Estado los auspiciadores de este programa serían sujetos de un boicot por parte de los consumidores y se cancelaría muy pronto», acotó.

Comments

comments