Flor de Paria: «Fui reina del folclor ancashino»

Revisando nuestro archivo encontramos esta entrevista, y como en Prensa Ancashina destacamos el trabajo de nuestros artistas, y en el convencimiento de que hay que hacerlo cuando están con vida, decidimos re-publicarla.

Asunta Túpac Benites, más conocida con el seudónimo de Flor de Paria, nació el 15 de agosto de 1935 en el pueblo de Soraya, en Apurímac. Cuando apenas tenía 3 añitos Asunta fue traída por sus padres a Lima, donde cursó su primaria y secundaria.

Su hermano Dionisio ejecutaba la guitarra en la compañía folclórica Rayos del Sol de Pampa, Cangallo. Asunta también asistía a los ensayos y se integró como suplente en la agrupación, hasta convertirse en titular cuando tenía apenas 14 años.

Nace la Flor de Paria

Al cumplir los 15 años, Asunta conoce las compañías artísticas Cañón del Pato, del huaylino Julio Vega, y Atún Ancash, de Aquiles Chávez, quien la invitó a integrar su conjunto como bailarina, y dada su gracia singular es que la bautiza con el seudónimo de Flor de Paria, en alusión a la flor que crece esporádicamente en las orillas del río Santa.

En 1952 nuestra protagonista nos cuenta que fue coronada «Reina del folclor ancashino» en un evento que congregó a diferentes artistas, hecho que fue publicado en el diario Última Hora. Así Asunta se hace más conocida y es invitada a cantar con el Conjunto Musical Obreros de Huaraz.

En estas lides conoce a Partorita Huaracina, Estrellita de Pomabamba y a la Huaracinita, con quienes recorre el país difundiendo la música ancashina. Asunta nos dice que una tarde, cuando llegaba de su trabajo, fue abordada por don Juan Maguiña Gonzales, director del afamado Conjunto Musical Atusparia, con quienes graba un memorable disco en 1959. Los temas Limoncito verde, Olivo verde, Paz en mi vida y Jardín de Esperanza, son temas que ella compuso y cantó.

Doña Asunta tiene 4 hijos: María Esther, Rubén, César Augusto y Miguel Oscar, y vive con el cariño de ellos y sus nietos.

Comments

comments