La Virgen de las Mercedes de Carhuás

Por Augusto Alba Herrera.

Vamos a conocer un poco de las festividades religiosas que hacen vibrar a nuestros pueblos de Áncash. Comenzaremos con la historia de la Virgen de las Mercedes y sobre hechos que en su nombre se han registrado, gracias a la brillante colaboración del maestro e historiador Augusto Alba Herrera.

El 10 de agosto de 1218 en la catedral de Barcelona se funda la Orden de La Meced bajo la advocación de Nuestra Señora de La Merced. Con la conquista española se inició en el Perú, el culto a Nuestra Señora de La Merced. El 20 de setiembre de 1730 los agricultores limeños deciden en Cabildo tener como patrona a la Virgen de Las Mercedes ya que su fe logró cesar epidemias que abatían las sementeras.

El terremoto del 6 de enero de 1725 en el Callejón de Huaylas originó daños materiales y pérdida de vidas humanas desatándose una enfermedad que acabó con las plantaciones, por lo que los agricultores caracinos decidieron entronizar a la Virgen de Las Mercedes como patrona de sus campos de cultivo, acordando llevar la imagen desde Lima.

Los caracinos al pasar con la imagen hacia su pueblo descansaron en Carhuás. Al día siguiente para continuar su camino no pudieron mover la imagen por el excesivo peso que ofrecía. Los carhuasinos juzgaron que la virgen quería quedarse en el lugar y fue una señora acaudalada quien ofreció comprar la imagen quedándose así en el pueblo de San Pedro de Carhuás.

Crecían los milagros en Carhuás por lo que solicitaron al Arzobispo de Lima la autorización respectiva para rendirle culto público a la virgen. Y la solicitud decía más o menos lo siguiente: “Doña Bárbara de la Vega, vecina del pueblo de San Pedro de Carhuás, provincia de Huaylas, digo que los vecinos del pueblo han erigido a su costa una capilla en la que se venera la imagen de Nuestra Señora de la Merced la que he concurrido con mis bienes y peculios, ayudada con algunas limosnas de personas piadosas, por lo que solicito se sirva conceder licencia para la erección y fundación de esta capilla»…Firma Francisco León Gonzales.

El 6 de octubre de 1752 el notario eclesiástico Juan Barbadino Frías daba curso a la solicitud pasando al promotor Fiscal General por orden del Arzobispo y dos días más tarde se evacuaba el dictamen autorizando al Vicario General para que inspeccione la capilla y presente el informe.

El 10 de octubre del mismo año con vista del Promotor Fiscal, el Arzobispo de Lima Pedro Antonio Barroeta y Angel comisionó al Vicario Eclesiástico de la provincia de Huaylas, don Francisco Javier Villalta y Núñez, para que pase personalmente pase a la Doctrina de San Pedro de Carhuás.

El 27 de febrero de 1753 el Vicario indicó al párroco Fray Joaquín Oribe que notifique a Bárbara de la Vega para hacer el inventario ante el notario eclesiástico Francisco de Rojas y se cumplió con el inventario el uno de marzo: “Una efigie de Nuestra Señora de dos varas de alto, con manto de damasco blanco, con escudo de oro con 98 perlas pesando todo onza y media, una azucena de plata con peso de dos marcos, un par de zarcillos de oro con tres pendientes y las cuatro restantes con varias piedras preciosas que pesaban todas una onza, una corona de plata imperial con tres marcos de peso; una manecilla de corolas con cuatro botones de perlas y una medalla de oro, unos grillos de plata de marco, dos onzas y medio de peso; una efigie de San Francisco Solano de vara y media de alto y una efigie de San Miguel”

El 17 de mayo de 1753 se concedió la solicitud de doña Bárbara de la Vega para la legitimación y aprobación de una capilla con la imagen de Nuestra Señora de Las Mercedes y que se puede celebrar las misas cantadas y rendir culto a la virgen de Las Mercedes de Carhuás.

 

La festividad en honor a la Virgen de Las Mercedes se celebró con gran pompa en el siglo pasado con asistencia de la feligresía de muchos lugares que aprovechaban también para hacer negocios.

El carhuasino don José Amancio Castillo, senador por Ancash, logró la Ley del 10 de setiembre de 1858 que eleva a Ciudad la Villa de Carhuás. Con motivo de la festividad de La Merced se realizan celebraciones en su honor desde el 20 de setiembre hasta el 4 de octubre de cada año.

Comments

comments