¿Por qué es importante saber quién fue Alejandro Collas Paucar?

Por múltiples razones. Porque muchos de sus huaynos, de sus composiciones en general, son auténticos clásicos de la música ancashina. Porque con sus canciones ha ayudado a forjar la identidad cultural de nuestra región, sí esa que hoy se está debilitando por costumbres foráneas y por alteraciones a nuestras tradiciones. Porque trabajó denodadamente por que el Complejo Arqueológico Chavín de Huántar fuese declarado Patrimonio Cultural de la Humanidad. Bueno y por muchas más razones.

Alejandro nació el 2 de junio de 1915 en Huarás. Sus padres fueron Juan Bautista Collas More e Isabel Paucar. Su padre, especialista en la elaboración de velones para la fiesta de mayo en el barrio de La Soledad y tejedor de frazadas, fue promotor de la Asociación de Artesanos de Huarás.

Sus estudios

Su niñez y adolescencia las alimentó artísticamente con la influencia de sus hermanos en las comparsas de los carnavales y obras teatrales. De niño fue canillita del diario El Departamento, en el que posteriormente fue tipógrafo. Estudió la primaria en las escuelas Tomás Carreño y Centro de Abajo (hoy colegio Atusparia), y la secundaria en el Seminario San Francisco de Sales, La Libertad de Huarás y Nuestra Señora de Guadalupe, en Lima.

Estudió en la Escuela Normal de Tingua, de donde egresó como normalista de segundo grado en 1943. Posteriormente, amplió su formación docente de canto y música en el Conservatorio Nacional de Música, y en otros institutos. Además estudió Administración y Organización Escolar en la Pontificia Universidad Católica.

Su virtuosismo como compositor

En su «Danza de los Waras» le canta a las cordilleras y al río Santa. En 1935 don Alicho Collas como lo llamaban sus amigos, ya integraba el conjunto musical Tupish Huanta. Años después fundó y dirigió las agrupaciones «Soledad», «Huarás» y «Folclórico Ancash» y en 1940 integró la famosa Lira Andina de Huarás, cuyo fundador fue Maximiliano Rosario Shuan.

Luego de un largo período de para, don Alicho reactivó el conjunto Lira Andina de Huarás, y grabó sus composiciones como el vals Bella Huaracina, Ancash Tierra Linda, Cholo huarasino, Cortamonte en Huarás, Shimpicha avisa, Linda soledana, las chuscadas Linda carhuacina, Warmi juicio y la memorable fantasía Ecos del Canapún.

Collas Paucar también nos ha dejado otras composiciones como El nevado Huascarán, Isabelita, Tinkuna china, Lunes carnaval en La Soledad, El hombre sufrido y muchas más. Interpretaron sus temas la Pastorita Huaracina, René Haro, Gorrión Andino, Leslie Cabello, Anita Carrión.

En suma, esta es solo una parte del especial que le dedicó Prensa Ancashina en su edición 147.  Es que don Alicho se identificó con nuestra revista al punto que fue nuestro colaborador en Huarás. Cuántas anécdotas guardamos cuando de visita en Lima iba a nuestra oficina guitarra en mano para acometer alguna melodía. Pero todo tiene su final. El maestro, el artista, el amigo Alejandro Collas Paucar falleció el 22 de agosto de 1997, fecha en que se conmemora el Día del Folclor.

ECOS DEL CANAPUN, ejecutada por el Conjunto Centro Musical Luzuriaga que dirige Justo Ponte Cruz.

Comments

comments