CORREDOR ECONÓMICO TRANSVERSAL

Por: Ing. Fortunato Méndez Melgarejo.

Ancash merece grandes proyectos como el Megapuerto para Chimbote, que permita que todas sus provincias sean socioeconómicamente beneficiarias. Al respecto, el Gobierno Chino estaría interesado en contar con un tren bioceánico para unir las costas de Brasil y Perú, cuya ruta en el Perú sería: Pucallpa-Tingo María-Moyobamba hasta llegar al puerto norteño de Bayovar; propuesta que debe compararse con una alternativa más viable, por cuanto la ruta más directa de la selva central a la Costa es: Tingo María – Chimbote; éste último un puerto de condiciones físicas naturales y de inmejorable ubicación geopolítica y estratégica, para albergar al flujo creciente de productos industriales y de agro exportación, de minerales y el turismo, entre otros.

La ruta Tingo María – Chimbote de aprox. 693 kms. de extensión, verdadero Corredor Económico Transversal del país, es propuesto por el Comité Técnico del Patronato de Yungay 1970. ”Los objetivos están orientados a la Estrategia de Desarrollo Económico y Social del país que permitirá unir los puertos de Chimbote y Casma con la selva Central del Perú y varios Estados de la Republica del Brasil, utilizando una de las rutas más cortas, y  con  la menor inversión posible comparada con otros proyectos alternativos”. Se resalta que “desde los tiempos de los habitantes Pre-Incas, el Abra de Tsactsapampa que traspasa la cordillera negra y el abra de Llanganuco conformado principalmente por los montes nevados Huandoy, Chacraraju y Huascaran que traspasa la cordillera blanca, fueron  usados como la vía natural para la  comunicación entre  los pueblos de la costa del país con los del Callejón de Huaylas, Zona de Conchucos y los de Huánuco. En éste eje de comunicación transversal están presentes vestigios culturales desde hace miles de años, como Sechín (Casma), Cueva del Guitarrero (Yungay), Queushu, Llanganuco y Yanama (en Yungay), Yaino (en Pomabamba), Chavín de Huantar (en Huari) y Kotosh (en Huánuco)”, atravesando las ocho regiones naturales del Perú que destaca el ilustre amauta Javier Pulgar Vidal. Los tramos de la ruta son los siguientes:

1.- Integración de la costa peruana con el Callejón de Huaylas: Este tramo que une Chimbote-Casma- Quillo-Matacoto- Yungay, tiene una extensión de 179 kms; hay zonas asfaltadas: Chimbote-Casma- Bellavista, luego trocha carrozable hasta los límites de Quillo (que tiene 2 kms de asfaltado); de éste último lugar, hay trocha carrozable con anchos de 3 a 4 ms, con pésimo grado de mantenimiento, que requiere aparte de mejoramiento, un ensanche de vía mínimo a 12 metros: con calzada de dos carriles (07 ms), berma exterior (2.40 ms), berma interna y cuneta (0.80 ms), acera y derechos de vía para animales y personas (1.80 ms), con radio en las curvas de 15 ms. Similar consideración se tendrá para las demás trochas. Anotar que el estudio técnico debe contemplar variantes del trazo actual para ahorrar desarrollos de curvas, como en la ruta Quillo- Matacoto, desde el lugar denominado Pariacolca hasta la zona de Pallca, siguiendo el curso rio arriba margen izquierdo del rio Sechin, flanco occidental de la cordillera negra, y otra, desde el Abra de Tsactsapampa hasta el Cerro Chapapunta, flanco oriental de tal cordillera. En este tramo y zonas adyacentes, se desarrolla gran variedad de actividades económicas como la metal mecánica, agroindustrias de exportación, turismo playero, gastronomía variada a base de pescado y mariscos, historial marítimo y terrestre, y hay abundantes zonas arqueológicas que buscan su revaloración; según la obra: “Ancash y sus riquezas minerales” del Sabio Antonio Raimondi, por el Abra natural de Tsactsapampa, transitaron comerciantes y sirvió para desplazamientos continuos desde los tiempos pre incas y militares: durante la revolución campesina, en épocas de la Colonia y la República, pese a lo cual, los gobiernos de turno no le dieron importancia como vía de integración.

2.- Integración del Callejón de Huaylas con la zona de Conchucos: Este tramo de 100 kms une directamente a las ciudades de Yungay-Yanama y Llacma (puente Ashnocancha) y beneficia a las áreas circundantes de las provincias del Callejón de Huaylas: Recuay, Huaraz, Carhuaz, Huaylas, y, traspasando el Abra milenaria de Llanganuco y el Portachuelo, se llega a los distritos de Yanama y Llacma,alcanzando sus beneficios a las provincias de Pomabamba, Sihuas, Asunción, Huari.

Esta es una zona rica en historia y turismo, pues en
ella se relatan los más significativos encuentros de integración pre-inca e inca y escaramuzas militares que tuvo como protagonista al gran Mariscal Andrés Avelino Cáceres; se encuentran los imponentes montes nevados como el Huascaran, Chopicalqui y el Huandoy, las hermosas lagunas de Llanganuco y laguna 69, paisajes naturales con abundante flora y fauna concentrados en el Parque Nacional Huascaran; aquí, no obstante comunicarse a través de trocha carrozable el flujo de turistas y comercio es abundante, y los visitantes reciben un trato familiar sobre circuitos turísticos alternativos así como para degustar la rica y variada gastronomía. Para realzar la belleza natural de la ruta la propuesta es adoquinar parte de la vía con piedras labradas. Por aspectos ecológicos, para el tránsito pesado se plantea la necesidad de seguir la ruta por el sur bordeando el Parque Nacional Huascaran.

3.- Integración de la zona de Conchucos con la Selva Central Peruana: Con el tramo de carretera de unos 70 kms, que unirá a las ciudades de Llacma y Canchabamba, el Corredor Económico Transversal se consolida porque incorpora directamente a las provincias ancashinas de Antonio Raimondi, Mariscal Luzuriaga y C.F. Fitzcarrald con las Provincias de Marañón, Huacaybamba en Huánuco. El tramo potenciará el flujo turístico de más de 200,000 visitantes (año 2014) hacia el Departamento de Ancash, asegurando su rentabilidad económica y social. A él se complementa el tramo: Canchabamba-Monzón- Tingo María de 344 kms uniendo por la ruta más corta y directa el corazón de la selva central con la costa peruana, cuyo objetivo es implementar el Megapuerto de Chimbote. De todos estos tramos, faltaría construir unos 120 km, y en el resto: 573 kms, ya hay trocha carrozable, vías: afirmadas y/o asfaltadas.

Para llegar Desde Tingo María a grandes centros de producción y consumo de la República del Brasil: Porto Velho, Rio Branco o Vilhena, se plantea el uso de DIRIGIBLES, como medio de transporte masivo a los efectos de no dañar el medio ambiente y por existir reservas naturales y pueblos indígenas como en la Sierra del Divisor, Isconahua, etc; éste medio ocupa un espacio reducido en cada lugar de llegada/salida, y se producen en la actualidad unidades con diversidad de costos y capacidades. Como medio de transporte complementario en el tramo Chimbote-Tingo María en el Perú, y desde dichos estados brasileños hasta el puerto de Acu, se retomaría el uso del proyectado Tren Bioceánico.

4.- Resumen: El ensanchamiento y/o la construcción de la “Carretera Chimbote, Casma, Yungay, Llacma y Canchabamba”, es prioritario por su alto valor turístico y por contribuir a la integración ancashina; si se complementa con la carretera “Canchabamba – Tingo María” será la ruta más corta y económica desde el corazón de la selva central (zona de Pucallpa) hacia el futuro Megapuerto de Chimbote. En la ruta hay atractivos turísticos como las hermosas playas de Huarmey, Casma y Santa, gastronomía, agropexportación, el Parque Nacional Huascaran, las incomparables lagunas así como los montes nevados más altos y el “Parque Eco turístico del Camposanto de Yungay”; Para la conexión vial de Tingo María a la República del Brasil la propuesta es usar Dirigibles, para reducir al mínimo la contaminación del aire, del agua, el ruido, y la depredación de bosques, por lo que ecológicamente, es la solución ideal, para proteger el medio ambiente de las selvas del Perú y el Brasil.

Comments

comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.